Vivir en una casa con humedad en paredes es una “condena” a la cual  no debemos resignarnos. ¿Y sabes una cosa?: El principal secreto para evitar una pared con humedad es aplicar un mortero hidrófugo “como Dios manda”.

Si no quieres cometer los mismos errores que la mayoría, llegaste al lugar adecuado. Aquí te explicaremos la forma correcta sobre cómo aplicar un mortero impermeabilizante que dure para siempre.

¿Qué es un Mortero Hidrófugo?

El mortero hidrófugo (o mortero impermeabilizante) es una capa de revoque con la cual se busca impermeabilizar paredes desde el mismo momento de su construcción.

¡Pero aquí te tengo preparada la primera sorpresa!

Al contrario de lo que muchos creen, los morteros hidrófugos no son absolutamente impermeables. ¿Un engaño? No, en realidad una falsa creencia.

Pero entonces: ¿Para qué sirve el mortero hidrófugo?

Digamos que es una mezcla con una muy baja absorción al agua de lluvia, que para ser completamente impermeable, luego precisará de una imprimación final de otros productos antihumedad.

Pero la gran diferencia con otro mortero para fachadas es el uso de un agregado impermeabilizante que lo hace realmente efectivo. Te cuento en qué consiste.

¿Qué es el Hidrófugo y para qué sirve?

El hidrófugo es un aditivo líquido inorgánico que se utiliza en mezclas de cemento. Su uso principal está relacionado con la capas aisladoras, morteros impermeables y aislación hidrófuga en general.

El hidrófugo sirve para favorecer la impermeabilidad o resistencia al paso del agua.

Agregado al agua con la que se hidrata la mezcla de cemento y arena, bloquea la capilaridad de la unión entre estos 2 componentes.

Se mezcla perfectamente con el cemento impermeabilizante, generando un gel microcristalino e insoluble, que obtura los poros y capilares del mortero antihumedad. Es inorgánico, por lo que no se degrada y su acción como impermebilizante no disminuye con el paso del tiempo.

El cemento impermeable generado a partir del uso de este aditivo, además de ser impermeable, no se cuartea. Como ventaja adicional, permite el pasaje de vapor de agua, lo que favorece el secado de la humedad en paredes.

aditivo hidrofugo
El aditivo hidrófugo repele la humedad en paredes

Cómo Revocar una Pared con Mortero Impermeabilizante

El mortero antihumedad es la forma básica con la que se suele impermeabilizar las paredes que dan al exterior. Es la primera capa que se aplica sobre el ladrillo “crudo”, que forma una barrera que impide el paso del agua de lluvia hacia el interior del muro.

Que no te quepan dudas: el mortero antihumedad siempre es efectivo. Lo que suele afectar su rendimiento es la mala preparación o ejecución del mismo.

Aunque es más que conocida la aplicación de morteros hidrófugos, te sorprenderá comprobar la cantidad de errores que se cometen al ejecutarlo.

El 90% de los problemas del mortero impermeable está ocasionado por el “factor humano”. Por eso, para que la humedad no sea parte de tu realidad, te cuento como revocar paredes con impermeable de forma correcta.

a) Hidratado previo

Es fundamental hidratar (mojar) adecuadamente las paredes antes de aplicar mortero cementiceo. Pero que se entienda bien: mojar un muro es hidratar los ladrillos con abundante agua, de ser posible con una manguera. Olvidarse de hacerlo con una simple lata de conserva o un mini cacharro que no aporta nada de humedad.

Más abajo voy a contarte por qué esta práctica es tan importante y es uno de los secretos para generar un verdadero mortero antihumedad.

b) Preparación del Mortero

A pesar que a esta altura sea casi una fórmula universal, te cuento cómo se prepara un mortero hidrófugo. El dosaje de la mezcla es:

1 parte de CEMENTO + 3 partes de ARENA + AGUA (con aditivo hidrófugo)

La mezcla del cemento y la arena (en seco) se hidrata con el agua en la que ya se ha diluido el hidrófugo. ¿Qué cantidad de agua?. Lo suficiente como para lograr una consistencia adecuada. Digamos en un intermedio que te permita extender el mortero impermeabilizante, sin que caiga o se chorree.

c) Aplicación

No existe una única técnica de aplicación de los morteros hidrófugos, ésta depende de costumbre del usuario. Lo más usual es “azotar” el muro con un movimiento rápido de la cuchara, para que el cemento hidrófugo llegue con fuerza. De esta manera queda adherido al muro, sin deslizarse.

En un movimiento posterior el azotado impermeable se presiona sobre el ladrillo. Así se favorece el anclaje en la pared y se logra un alisado superficial (brillo) que le da mayor impermeabilidad.

Secreto de colocador:

Inmediatamente a continuación, antes de que endurezca (fragüe), es indispensable cubrirlo con un revoque grueso. Debido a esto se logra proteger el mortero hidrófugo del secado prematuro y la exposición a la intemperie.

Es un erro cubrirlo cuando haya secado ya que de esta forma no adhieren bien ambas capas. El tendido simultáneo les permite una amalgama casi perfecta, ya que “fraguan” al mismo tiempo.

5 Secretos para Aplicar Morteros Impermeabilizantes para Pared

Como te lo comenté, el componente humano hace la gran diferencia entre un mortero impermeabilizante y una pared con humedad. Es verdad también que los materiales no suelen ser los de antes. Los cementos ya no son cemento puro ni las arenas siempre tienen las granulometrías adecuadas (tamaño de partículas). Pero aún así, las malas prácticas son las grandes responsables de que un impermeabilizante para pared no funcione.

Veamos entonces cómo revocar una pared exterior con mortero hidrófugo para que su protección sea efectiva y duradera. Estos son algunos SECRETOS que no todo el mundo conoce y que te darán los mejores resultados.

1- Cómo Preparar la Mezcla

Recordemos que la preparación base se hace mezclando:

1 CEMENTO + 3 ARENA + AGUA (cant. necesaria)

Cuando hablamos de proporciones nos referimos a “volúmenes” (1 balde, 1 lata, una palada). Sea lo que uses para medirlas, siempre deberás usar el mismo recipiente para calcular las partes de cada elemento.

La mezcla seca de arena y cemento se hidrata con el agua, dentro de un balde, revolviendo generosamente con cuchara de albañil o batidor mecánico. Es indispensable que se alcance una consistencia homogénea, sin grumos. Si la mezcla para el revoque se bate en mezcladora (hormigonera), se debe dejar el tiempo suficiente para que se hidrate bien.

Pero, ¡note apures! Muchos morteros hidrófugos se arruinan por falta de un mezclado homogéneo.

El correcto dosaje de la mezcla de cemento es fundamental para asegurar su impermeabilidad

2- Proporción del Aditivo Impermeabilizante

Te cuento una breve historia.

Tiempo atrás, luego de una temporada de lluvias abundantes, y grandes problemas de humedad, se me ocurrió indagar cómo se preparaba el hidrófugo en obra. Con “espanto” pude comprobar el desconocimiento con el que se lo hacía. Pero antes de contarte la forma correcta de hacerlo, tengo que aclarar, por si fuera necesario:

Un error repetido a lo largo de mucho tiempo, no se transforma en algo correcto

Digo esto porque muchos obreros argumentaban que “toda la vida lo habían hecho así…”  Lo cierto es que el hidófugo se diluye en 10 partes de agua:  1 litro (o kg) de aditivo hidrófugo en 10 litros (kg) de agua corriente. Con esta agua diluida se hidrata la mezcla de cemento y arena.

Entiéndase bien: no se debe agregar agregar el hidrófugo más o menos “a ojo” , o de acuerdo a la propia experiencia. La proporción correcta es 1:10, ¡si o si!

3- Espesor del Mortero Cementoso

El espesor del mortero cementoso debe ser, en promedio, entre 6 a 8mm. Esto asegura una capa de cemento impermeable con la capacidad suficiente para impedir el acceso del agua de lluvia.

Otro secreto importante:

Es muy común que en el alisado o “planchado” de la superficie del mortero cementiceo, se genere mucha presión. Por esta causa los espesores reales terminan siendo de 2 a 3mm.

Se entiende que eso es lo más parecido al espesor de una pintura que puede haber… claro está, sin la eficiencia de una pintura impermeabilizante.

Por eso, a prestar mucha atención en mantener capas impermeables con espesores uniformes. Aplastar los morteros hidrófugos es lo correcto, pero el hacerlo en exceso puede traer más inconvenientes de los que pretende solucionar.

mortero impermeabilizante
Exceso de aplastamiento del mortero cementoso

4- La importancia del Agua

Regla de oro:

El correcto fraguado de un mortero impermeable requiere de la presencia de agua durante un tiempo prolongado

Cuando hablo de mucho tiempo, ¡me refiero a días!,…tal como lo estás leyendo. Para que no parezca un capricho, te cuento brevemente de qué se trata.

El endurecimiento de la mezcla de cemento y arena se produce gracias a un catalizador: el agua.

Ella es la encargada de unir los materiales y poner en marcha la reacción química que endurece el mortero. Mientras más lento sea el proceso, mejor será el fraguado. Si por alguna razón falta agua, el fraguado “se corta” y la aislación hidrófuga queda arruinada.

¿Cuándo puede faltar agua?

  • Al mojar insuficientemente los ladrillos antes de revocar las paredes
  • Cuando los muros revocados quedan expuestos al sol directo o al viento seco del verano

Una buena práctica es proteger las paredes recién revocadas con revoque impermeable y grueso, con una lona plástica y mantenerlas húmedas al menos 3 o 4 días. ¿Te parece cosa de locos? Puedo asegurarte que gran parte de la garantía de un buen mortero hidrófugo radica en esta simple práctica.

mortero impermeable
Mojar las paredes es fundamental para asegurar la vida útil del mortero hidrófugo

5- Riesgos de los Morteros

Como te lo mencioné, el 90% de los problemas de los morteros antihumedad son debidos al “factor humano”. Esto deja un 10% de responsabilidad a otras variables, entre ellas los materiales. Te cuento cuáles son los principales.

➤ Arenas: Ciertas arenas usadas en los morteros impermeabilizantes suelen tener 2 defectos básicos. En ocasiones no se las tamiza correctamente y traen incorporadas “basuras” (restos vegetales, piedras, carbones, etc) que luego “explotan” en el revoque terminado.

Otro problema común son las granulometrías excesivamente finas. Hay arenas casi “impalpables” que actúan enriqueciendo la mezcla, funcionando de forma parecida a un aglomerante (cemento). Resultado: un mortero impermeabilizante muy propenso a agrietarse; Grietas = Humedad.

➤ Cementos: El cemento común ya casi no existe  en el mercado. Casi todos tienen “agregados inertes” que en teoría, mejoran su trabajabilidad, peeeeero….. ¿Cuántos kilos reales de cemento puro tiene la bolsa que compramos?

Muchos estudios afirman que los cementos con estos aditivos: ... tienden a aumentar el riesgo de fisuración por retracción plástica” . En palabras simples, son más propensos a formar grietas……………..

¿Cómo prevenirse de estos problemas? Si no conseguimos conseguimos cemento común…, solamente siguiendo las reglas explicadas más arriba.

mortero hidrofugo
Grietas en morteros hidrófugos por exceso de contracción

Conclusiones

Tener una pared con humedad es tan corriente y se ve tan a menudo, que terminamos por resignarnos a creer que es inevitable. Pero no es así.

Muchos de los errores al impermeabilizar paredes provienen de malas prácticas repetidas a lo largo del tiempo. Errores de ejecución y malos hábitos que nadie corrige, por desconocimiento, o peor aún, por comodidad.

Aplicar morteros hidrófugos antihumedad a una pared no es un arte, pero SI una tarea que requiere de dedicación, tiempo y GANAS de hacerlo bien.

Este artículo pretendió darte todos los elementos necesarios para que tus paredes nunca tengan humedad.

¡A ponerlos en práctica!… y no olvides COMPARTIRLO con amigos!!

Seguir leyendo más artículos sobre ➥ Humedad en Casa